Reseña de Corazones negros

Noelia Lorenzo Pino

El triste mercado de carne

11/06/2020
Cubierta reseña Corazones negros
FICHA TÉCNICA

Título: Corazones negros

Autora: Noelia Lorenzo Pino

Nº de páginas: 344

Editorial: Erein

Fecha publicación: marzo de 2018

SINOPSIS

El cadáver de una joven prostituta griega, Anna Karlatos, aparece en una furgoneta. De esta manera, comienza la investigación llevada a cabo por la agente Eider Chassereau y el suboficial Jon Ander Macua que los sumergirá en una trama de trata de blancas y corrupción policial.

LA AUTORA

Noelia Lorenzo Pino (Irun 1978). Su carrera profesional está ligada al mundo de la moda hasta que la novela negra, su gran pasión, le hace dejarla de lado. En 2013 publica su primera novela, Chamusquina (Dauro). Dos años más tarde ve la luz La sirena roja (2015, Erein), donde nos presenta a los agentes de la Ertzaintza Eider Chassereau y Jon Ander Macua. Un equipo de investigadores que reaparece en sus siguientes novelas: La chica olvidada (2016, Erein) y Corazones negros (2018, Erein), esta última galardonada con el «Premio Cubelles Noir» a la mejor novela negra publicada ese año y finalista en «Tenerife Noir», «Salamanca Negra», «Premios Novelpol» y en el prestigioso «Dashiell Hammett» que se entrega en la «Semana Negra de Gijón». A finales de febrero de 2020 publicó la cuarta entrega de esta serie, La estrella de quince puntas (Erein).

Además de novela negra escribe literatura infantil. Ha publicado tres cuentos en euskera de la colección «Ane eta Moon».

José Javier Navarrete - blog de novela negra

JOSÉ JAVIER NAVARRETE

En aras de la igualdad

Leí en una entrevista a Noelia Lorenzo Pino que fue la primera escritora en publicar dentro de la colección Cosecha Roja de la editorial Erein, en el momento de escribir esta reseña son dos. En esa misma entrevista Noelia hablaba de las dificultades de las mujeres dentro del género de la novela negra. Tengo que confesar que comencé a leer Corazones negros por este motivo, no me refiero a la entrevista, que la leí después que la novela, sino por el desequilibrio dentro del género; ni siquiera la categoría de reseñas criminales del blog se libra.

Mea culpa, no existe explicación para que esto ocurra (en el caso de las reseñas inocentes esto no sucede), lo del blog, claro, lo del género se escapa de mis manos. Casualidades de la vida, mientras escribo esta reseña he encontrado en Twitter la referencia a una entrada en el blog de Cristina Grela, el que leo con cierta frecuencia, La mujer escritora en la novela negra. En ella habla de varios asuntos, pero hace hincapié en el hecho de que no se fija en quién firma la obra a la hora de escoger sus lecturas. Yo, tal vez sin llegar a ese extremo, tampoco me fijo mucho en el nombre, al menos no en si es de mujer o de hombre. Lo cierto es que son otros aspectos los que tengo en cuenta a la hora de elegir mis lecturas, sobre todo las recomendaciones que me llegan de una forma u otra, y el notario de las últimas, que es el blog (no están todas, pero sí las que considero dignas de reseñar), me dice que debo de adoptar medidas en aras de la igualdad, tomar consciencia de ello ya es un buen primer paso.

Así que hago propósito de enmienda y trataré, en la medida de lo posible, equilibrar la balanza. No garantizo nada, ya que mi selección de lecturas es caótica y me dejo arrastrar por impulsos alejados de toda planificación. En cualquier caso, lo dejo en negro sobre blanco para que luego me lo puedas echar en cara si no cumplo. Por lo pronto, mi próxima reseña criminal no hará nada por solucionarlo, así que mal voy, pero puedes ayudarme si en los comentarios dejas alguna recomendación, si es posible fuera del círculo de las grandes damas del noir, patrias y foráneas.

Por lo dicho hasta ahora, tal vez hayas llegado a la conclusión de que no había leído a Noelia Lorenzo Pino antes de hacerlo con esta novela. Si ha sido así, estás en lo cierto. Siendo sincero, no recuerdo bien como llegué a ella. Entre la adquisición del libro y la lectura suele pasar bastante tiempo, y entre esta última y la reseña otro período nada desdeñable. Lo que si recuerdo es que tiene algo que ver con el hecho de que Corazones negros ganase el premio Cubelles Noir a la mejor novela negra de 2018 escrita en castellano por una mujer.

Aunque la forma de llegar hasta ella haya sido algo rocambolesca, no me cabe la menor duda de que cada minuto que he permanecido dentro de su novela ha merecido la pena.

Vuelta a tropezar

No sé si tendrás un motivo para sentirte como Bill Murray en aquel eterno día de la marmota, pero el mío está claro, no respeto el orden de las series, o más bien, las comienzo por donde me parece. Si me lees, es posible que esta observación sea tu propio día de la marmota.

Corazones negros es la tercera entrega de la serie protagonizada por la agente Eider Chassereau y el suboficial Jon Ander Macua de la Unidad de Investigación Criminal de la Ertzaintza en Oiartzun. Ya tienes disponible la cuarta entrega, La estrella de quince puntas, y como es evidente, las dos anteriores, lo menciono por si quieres empezar por el principio de los tiempos y no hacer como yo. Soy tan desastre con este tema que me tengo que plantear dejar de leer entregas de series y dedicarme a los autoconclusivos.

Por fortuna no es necesaria la lectura de entregas anteriores para disfrutar de esta, pero como siempre advierto, te perderás ciertos matices y el posible crecimiento de los personajes. Siempre hay referencias a antiguos casos y detalles de relaciones interpersonales en las que naufragar, pero no te preocupes, la orilla está al lado.

El triste mercado de carne

A principios de año, con todo lo que ha ocurrido parece un siglo, escribí un relato en el que de forma breve escribía sobre el tema de la trata de personas con fines de explotación sexual. Para documentarme leí sobre el asunto y vi algunos reportajes de investigación. Tanto víctimas como victimarios utilizaban de manera reiterada el término carne para referirse a las mujeres que sufrían esta lacra, tal vez porque no podían considerarlo de otra forma: un producto cárnico que se expone a la vista del cliente, como cualquier otro género que está a la venta.

La trama principal de Corazones negros tiene algo que ver con esta forma escalofriante de referirse a un ser humano, el asesinato de una prostituta griega, Anna Karlatos, aunque todos la conocían por Bihotza, corazón en euskera. Una de tantas que pretendía volar de su hogar en busca de una vida mejor y acabó en una jaula de la que tan solo salía para convertirse en carne. Es en una de esas veces que sale de la jaula cuando quiere volver a volar y uno de los corazones negros le corta las alas de manera definitiva.

La aparición del cadáver supone un varapalo para la oficial Juncal Baraibar, ya que reconoce en la chica un fantasma del pasado. Es en este momento en el que la investigación se bifurca, por un lado, la oficial, realizada por Ander y Eider, y por otro, la extraoficial, llevada a cabo por la propia Juncal.

La ruleta rusa

Algunos fantasmas de Juncal huelen a corrupción, lo malo es que también algunos vivos. Los telediarios y periódicos nos tienen acostumbrados a este tipo de situaciones, al menos a las de guante blanco, pero cuando los corruptos tienen placa y arma el asunto adquiere un cariz peligroso, entonces es cuando depositar la confianza en un compañero se convierte en una ruleta rusa a la que algunos de los personajes se verán obligados a jugar.

Es este el momento en el que el autor puede jugar con el lector como un gato con un ratón, y Noelia Lorenzo Pino lo hace de manera magistral, nos hará sospechar de todos, veremos anzuelos por todas partes, en algunos picaremos, en otros no, pero el cebo siempre nos parecerá suculento.

Una llama en la oscuridad

Cuando hay que moverse dentro de la oscuridad con la que los corazones negros tiñen todo, es necesario utilizar algún tipo de luz que permita navegar por ella. Uno de estos faros es la lealtad. Ya puede ser la surgida del amor, como es el caso de Ander con Juncal, o la nacida del compañerismo y la amistad, en el caso de Eider y Ander.

Son lealtades puestas a prueba, llevadas por caminos que conducen al límite de la legalidad, incluso fuera de ella, pero que se mantienen erguidas porque están sustentadas por los cimientos emocionales, no por los racionales.

Es hora de descansar

En Corazones negros te encontrarás con una narración dinámica, en la que el punto de vista cambia a menudo, lo que hace que dispongas de casi toda la información sin necesidad de levantarte de la butaca, porque por estructura y narrador nos encontramos con una obra de tintes cinematográficos, salvo por el diario de una de las prostitutas víctima de la red de trata de blancas.

Si has leído las entregas anteriores, podrás volver a oír hablar de antiguos personajes, seguirás la evolución de las vidas personales de los dos protagonistas, y disfrutarás con las nuevas perspectivas amorosas de Eider.

Mi primer contacto con Noelia Lorenzo Pino ha sido muy satisfactorio, la lectura es amena y las páginas pasan a toda velocidad para llegar a un final trepidante en el que todo es incierto. Como he dicho al comienzo de la reseña, de manera consciente pretendo que pasen muchas más novelas de escritoras, de forma que Noelia tiene muchas papeletas de repetir. Por lo pronto, para seguir con el impulso, después de la siguiente reseña criminal, que será de El último beso de James Crumley, continuaré con otra escritora, Susana Rodríguez Lezaun. Mientras tanto no te cortes y dispara las recomendaciones que te pedí al comienzo de la entrada. ¡Cuídate!

Apúntate a mi newsletter

Recíbe un adelanto de las novedades del blog.

Fuentes de imágenes

Cubierta:
Diseño: Cristina Fernández
Ilustración: Joxan Glez. Arruti

También te puede interesar

cabecera reseña de 1793
Reseña de 1793

Reseña de 1793

Niklas Natt och Dag

Cecil Winge y Mickel Cardell investigan la aparición de un cuerpo terriblemente mutilado durante el otoño de 1793 en un lago de Estocolmo.

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos

Responsable: José Javier Navarrete Marín
Finalidad: Gestión de los comentarios.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Hosting: SiteGround Spain S.L.
Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
Información adicional: Política de Privacidad

 

Pin It on Pinterest

Share This